Conoce las propuestas ganadoras del Concurso Pasarelas San Borja

 

El concurso de ideas de arquitectura y paisaje para las Pasarelas San Borja y entorno dio a conocer las propuestas ganadoras en un evento desarrollado el día jueves 06 de septiembre en la Sede Nacional del Colegio de Arquitectos de Chile. Según los organizadores el objetivo principal fue “reconocer mediante un jurado idóneo, representativo y acreditado por los patrocinadores, a las mejores ideas de diseño urbano que contribuyan a definir criterios de intervención y generación de propuestas para el Barrio San Borja”.

El concurso recibió un total de 86 equipos interdisciplinares inscritos, de los cuales fueron recepcionadas correctamente un total de 34 propuestas. El resultado arrojó un primer, segundo y tercer lugar, junto a tres menciones honrosas. Adicionalmente dos proyectos recibieron una denominada “mención vecinal” al ser destacados por la Comisión Asesora Vecinal en los procesos de evaluación.

 

En esta ocasión, el jurado estuvo compuesto por Bernardita Lorenzini, representante de la Municipalidad de Santiago; Carmen León, presidenta de la Junta de Vecinos del Barrio San Borja; Teodoro Fernández en calidad de Premio Nacional de Arquitectura, Emilio de la Cerda como arquitecto especialista en patrimonio; Pola Mora como arquitecta especialista en arquitectura contemporánea; Federico Mesa como arquitecto invitado internacional y Cristián Undurraga, elegido como representante de los participantes. Además, se conformó una Comisión Asesora Vecinal por vecinos de las Torres 3, 4, 5 y 6 del Barrio San Borja con derecho a voz en el proceso de evaluación del Jurado en distintas instancias de discusión y revisión de las propuestas.

El concurso contó con la organización conjunta de la Ilustre Municipalidad de Santiago, la Junta de Vecinos del Barrio San Borja y Pasarelas Verdes, la producción de Grupo Arquitectura Caliente, el financiamiento del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio y el patrocinio del Colegio de Arquitectos de Chile y la Asociación de Oficinas de Arquitectos de Chile.

 

PRIMER LUGAR

Propuesta: Corredores San Borja.

Equipo:

Oscar Luengo Moreno, Álvaro Parraguez, Francisca Feliu, Marcos Muñoz, Beatriz Harriet, Matías Ramírez.

Memoria del proyecto:

Como primera acción se propone las pasarelas como corredores espaciales vinculantes entre torres, plazas y actividades perimetrales, que permite la fluidez y articulación entre los espacios inconexos interiores y exteriores del conjunto. La operación plantea un paseo  en niveles superiores e inferiores, configurando una experiencia espacial desde las estructura de soporte como ejes arbolados que acompañan a las pasarelas, acción que busca entregar continuidad construyendo un recorrido de fluidez y permanencia inscrito entre actividades cotidianas.

La segunda estrategia es reconocer a las pasarelas, corredores y arboladas como contenedores de lo público. La construcción de la plaza como condición de encuentro supone una multiplicidad de temáticas que reconozcan su entorno. La plaza de la artes, frente al GAM; la plaza gastronómica, que reconoce a estudiantes, profesionales de la salud y los propios habitantes del Barrio San Borja; las plazas lúdicas, reconocen una carencia del parque vinculandolo mediante un corredor de juegos y actividades recreativas para niños; y la plaza de los eventos con actividades multipropósito. En consecuencia, desde los corredores se configura un perímetro que contiene un vacío en el que confluyen el encuentro y las actividades, que configuran un espacio público.

Las primeras operaciones generan acciones de continuidad, articulación y contención, la tercera estrategia en un símil al plugin informático. Así, se busca añadir funciones adicionales a la estructura espacial y programática de las pasarelas: corredor café literario, corredor de arte, corredor lúdico, corredor verde y corredor multipropósito. Los plugin de actividades o corredores programáticos, son volúmenes que se complementan con las pasarelas proyectando lo público y generando acciones de continuidad, contención y activación.

 

SEGUNDO LUGAR (+ Mención Vecinal)

Propuesta: Ensamble San Borja.

Equipo: Daniela Moder Estrada, Clara Miguens, Rodrigo Ruiz Medina, Victoria González, María Lorena Carballo, Nicolás Benedetti, Marina Constanza Hurst.

Memoria del proyecto:

Se plantea la vinculación urbana de los barrios Lastarria y San Borja mediante la continuidad de un recorrido peatonal conformado por sus zonas comerciales, culturales y educativas, con una conexión física y un sistema participativo y comunitario a través de programas de contenido artístico, cultural y recreativo.

La ubicación estratégica de las pasarelas las convierte en un espacio esencial para la conexión, por lo que se entrelazan rampas ajardinadas, garantizando la accesibilidad universal, con distintos tramos peatonales en las calles perimetrales. Se incluyen programas en busca de la humanización del espacio público mediante la sociabilización, principal acción para mantener flujo diario y dinámico de personas, colaborando con la seguridad de los espacios.

San Borja como un espacio vivo que muta según las necesidades y se adapta a las exigencias. Comprime usos, expande conocimientos. Aloja personas pero también las distribuye, protege y orienta. Estimula la percepción y provoca sensaciones de libertad.

 

TERCER LUGAR

Propuesta: Circuito de Activación Temporal

Equipo: Beatriz Coeffé, Pablo Montecinos, Giancarlo Acosta, Carlos Jorquera, Camila Pascual.

Memoria del proyecto:

Como una propuesta incierta en su forma física y temporal, se propone un sistema mutable y flexible, que represente los tiempos actuales. Nuestra responsabilidad es hacer que la arquitectura no quede obsoleta, si esto sucede, seremos cómplices del fracaso.

La primera decisión del proyecto es no intervenir sobre la estructura de las pasarelas, manteniendo su condición actual, destacando su perfil urbano a través de intervenciones artísticas sobre su piel. Los bordes se recuperan con el objeto de intensificar la peatonalización, abriendo los espacios al libre uso y conectándolo a los dispositivos de activación, considerando criterios de accesibilidad universal a través de rampas y ascensores.

Se proponen una serie de programas detonantes dentro del circuito de pasarelas, los cuales activarán a través de usos esporádicos y múltiples el lugar. Estos actúan del mismo modo que las estructuras nómades que conocemos: las ferias libres, juego de diversiones temporales, fondas, conciertos esporádicos y teatros callejeros. Los dispositivos permiten la variación programática constante, permitiendo un amplio espectro de distribución y situaciones espaciales. Las posibles configuraciones serán definidas por la comunidad. A modo de propuesta inicial se plantean los siguientes programas tentativos: huerto urbano, talleres públicos, sede social, espacio polivalente, Plaza El Pedregal.

El recorrido entre los dispositivos propuestos se consolida como un circuito de arte urbano, que aprovecha el soporte mural que otorgan las pasarelas. Además, el proyecto toma el sistema del andamiaje por su ligereza temporal y sus potencialidades de montaje y manipulación tanto física como espacial. La estructura es etérea y abstracta, se presenta como una nueva escala para el ocio y la acción cultural incentivando la creatividad y los encuentros inesperados.

 

MENCIÓN HONROSA (+ Mención Vecinal)

Propuesta: Pasarelas San Borja.

Equipo: Osvaldo Salazar Mikacic, María Milagros Suárez, Yamil Najul, Adriana Hernández, Paula Hermida.

Memoria del proyecto:

Se busca revitalizar el valor del espacio público de las Pasarelas San Borja, entendiendo el valor social y arquitectónico detrás de la reutilización de este hito urbano. Actualmente las Pasarelas vinculan cada Torre del conjunto, en una linealidad que establece conexiones meramente transitables, sin hitos. Consideramos, que su puesta en valor, debe crear espacios públicos de encuentro, marcando instancias de contemplación, reunión, descanso y puntos contenedores para el desarrollo de actividades culturales, educativas y recreativas. Esta intervención pone en valor la narrativa del enclave, buscando dotar a su entorno de un nuevo signo de identidad.

 

MENCIÓN HONROSA

Propuesta: Incompleto: una superficie retroactiva.

Equipo: Fernando Toro, Pablo Rojas Bottner, Catalina Briones, Miguel Acuña, María Loreto Cerda, Eugenia Rojas, Valentina Mardones, Fabián Reyes, Camila Ulloa, Francisca Soto, Andrés Rojas.

Memoria del proyecto:

  1. Rechazamos la visión positivista del futuro, por el contrario, proponemos desde el proyecto una visión crítica del pasado.
  2. El diseño normalmente se trata de adición.
  3. Eliminar es una estrategia subestimada.
  4. Proponemos remover, como estrategia principal de proyecto.
  5. Más allá de un programa preciso y definitorio, dispositivos “estructurales” que garanticen una flexibilidad de uso.
  6. Un proyecto siempre es un dispositivo
  7. Nuestra propuesta no pertenece a un tiempo específico
  8. Una grilla donde el tiempo pasado se vuelve presente, donde los tiempos colapsan en el proyecto
  9. Un campo para saturar el suelo, para densificar la planta abierta
  10. Una estructura incompleta
  11. Un proyecto inconcluso
  12. Un proyecto que no se agota.

 

MENCIÓN HONROSA

Propuesta: Smart San Borja.

Equipo: Claudia Oliva Saavedra, Sebastián Laclabère, Philippe Laclabère.

Memoria del proyecto:

Las pasarelas San Borja representan un momento particular del desarrollo de la arquitectura del siglo XX, en tanto representación fiel de los ideales urbanísticos del movimiento moderno, hoy mayormente olvidados y abandonados. Al mismo tiempo presentan una posición privilegiada en el corazón de Santiago, enfrentando además el bullente polo cultural conformado por el Centro Cultura Gabriela Mistral y el Barrio Lastarria. Como tal, nos parece que hay aquí un potencial de alto valor histórico y urbano esperando ser consolidado.

La propuesta se establece en base a tres premisas centrales: transformar el sistema de pasarelas del Barrio San Borja en el primer espacio público inteligente de Santiago, integrar las pasarelas a un contexto inmediato con un gran potencial en términos de su carácter como polo cultural, educacional y de áreas verdes como es el núcleo Lastarria-San Borja y finalmente establecer un precedente con respecto a las posibilidades de recuperación y aprovechamiento de estructuras urbanas sub-utilizadas como son actualmente las Pasarelas San Borja.